domingo, 10 de junio de 2012

SEMANA SANTA: “UNA HERENCIA COLONIAL”

Por: Alessa Gonzales Puluche.
Acuarela
La SEMANA SANTA, es el momento litúrgico más intenso de todo el año. Sin embargo, para muchos católicos se ha convertido sólo en una ocasión de descanso y diversión. Se olvidan de lo esencial: esta semana la debemos dedicar a la oración y la reflexión en los misterios de la Pasión y Muerte de Jesús para aprovechar todas las gracias que ésto nos trae. 

Pero miremos este tema desde la antigüedad: ¿cómo se celebraba la SEMANA SANTA en Lambayeque colonial? 

La vivencia de aquellos años era distinta, ya que la SEMANA SANTA, era una “semana de dolor”; tras la pasión, muerte y resurrección de nuestro señor Jesús y se celebraba de la siguiente manera: 

1°.- Se conformaba una “comisión eclesiástica”, representada por un clérigo y dos ayudantes; los cuales se encargaban de ir casa por casa para recolectar fondos económicos entre los fieles, para el “santo monumento.” 

2°.- El fervor que el pueblo reflejaba: la condición piadosa, y el amor y gratitud hacia el Cristo que murió para salvarnos del pecado. 

3°.- Anteriormente desde el periodo de CUARESMA los fieles guardaban: AYUNO, ABSTINENCIA, no consumían ningún tipo de CARNES; sólo pescado. 

4°.- El “DOMINGO DE RAMOS”, después de la bendición de palmas y ramas, salía en procesión la imagen de nuestro Señor en una burra; por lo que era conocido como el “SEÑOR DE BORRIQUITO”. 

5°.- EL Jueves y Viernes Santo se representaban las imágenes bíblicas en figurines o tallas (judíos, apóstoles, romanos y el mismo señor Jesucristo); también se daban indultos a los reos de delitos leves. 

6°.- El viernes santo la imagen de nuestro Señor Yacente salía en procesión y las criadas de las familias notables se iban acompañando con sahumerios de plata. 

7°.- El sábado se celebraba la misa de gloria y a las doce en punto se quemaba la imagen de Judas en las pulperías. 

8°.- El Domingo de Resurrección, se celebraba la MISA DE PASCUA; en donde los fieles recordaban con alegría la Ascensión de Jesucristo junto a su padre. 

IMPORTANCIA de la semana santa: 

*EN LA COLONIA: La semana santa era tomada como un acto litúrgico, en el que había más creencias y fervor religioso. Asimismo, tenía mucho significado para los creyentes de esa época, ya que los actos conmemorativos a dicha semana eran acatados por toda la familia. 

*EN LA ACTUALIDAD: Todas estas vivencias ya casi no se toman en cuenta por los jóvenes y adolescentes, ya que lo han convertido en días de diversión, ocio, borracheras, descansos para hacer turismo, etc.; pero algunas personas adultas todavía guardan ese fervor religioso durante esta semana, haciendo un alto en sus labores cotidianas para reunirse con Dios en oración y penitencia. 

Es una pena que no cultivemos el fervor de nuestros antepasados, y que desaprovechemos una oportunidad de turismo, aun así podemos hacernos una idea de cómo se vivía en éste vídeo de Ayacucho, en donde aún se conserva esta tradición.


En conclusión: Nuestro fervor religioso es una herencia de nuestros antepasados, debemos respetarlo y sentirnos orgullosos, y aunque la mentalidad de muchos está cambiando debemos motivar a los adolescentes y jóvenes a valorar su pasado y si son creyentes a encontrar esa fe y amor que se está perdiendo hacia nuestro Señor Jesucristo. 

¿Y tú Hubieras querido ser parte de esa semana santa colonial y estarías dispuesto a reflexionar? Coméntanos. 
_______________________________________________________________

Si te interesó este artículo puedes visitar http://historiacienciadevida.blogspot.com/ del Profesor Martín Cabrejos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada