martes, 5 de junio de 2012

ESPESADO: COSTUMBRE TÍPICO – HISTÓRICO

Por Luciana Estrada




Para poder hablar del espesado debemos empezar hablando de su origen histórico.
A lo largo de la historia nuestro departamento ha tenido muchas costumbres muchas de las cuales se conservan hasta el día de hoy, una de estas costumbres es comer el espesado solo los lunes.
Pero el espesado no solo abarca el tema de costumbres si no también el tema de gastronomía, y hay que tener en cuenta que la gastronomía lambayecana es magnífica, exquisita y muy variada.

 . ¿QUÉ ES?:
El espesado es un plato de origen moche,  considerado por muchas personas como un plato típico e histórico del Perú.
Según el arqueólogo Walter Alva, este sabroso plato era consumido por el  Señor  de Sipán y todos sus vasallos; esta hipótesis se debe a que al momento del descubrimiento del Señor de Sipán  se le encontró con una perfecta conservación de su dentadura y a partir de esto se dedujo que este llevaba una dieta balanceada que incluía maíz, mariscos, pescado, etc. 
Pero la preparación  y presentación de este plato varía  dependiendo de las costumbres de los lugares donde se cocina

.ORIGEN:
Proviene de una lengua muchik que se traduce “YÉMEQUE”.

. INGREDIENTES Y PREPARACIÓN:

* Un kilo de carne de malaya de res
* Un poro
* Una zanahoria
* Un tomate
* Un apio
* Medio kilo de yuca
* Medio kilo de zapallo loche
* Dos ajíes amarrillos
* Medio atado de culantro (cilantro)
* Seis caiguas
* Doscientos cincuenta gramos de zarandaja
* Dos cebollas de rabo
* Cuatro choclos grandes maduros

Preparación
Poner sal al gusto  la carne y dejarla orear todo un día . Luego ponerla en dos litros de agua fría con el poro, zanahoria, apio y tomate. Hervir hasta que la carne esté blanda; colar el caldo y agregar las yucas, caiguas y loche picados así como las zarandajas, dejando hervir hasta que las verduras estén cocidas.
Entonces agregamos los choclos licuados con el culantro y la parte verde de las cebollas, dejamos que espese. Servir acompañado con arroz blanco o colorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada